jueves, 3 de mayo de 2012


Una princesa deja de ser princesa cuando su príncipe se va. 


¿Mi historia?
Dejé de ser princesa hace un tiempo. Lo malo es que él no ha dejado nunca de ser mi príncipe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dulce locura.

Dulce locura.